Precio del oro: Perspectivas para 2019

El precio del oro podría repuntar con más fuerza en el 2019 ante la posibilidad de una política monetaria menos agresiva por parte de la Fed.


En las últimas semanas del 2018, el precio del oro mostraría indecisión y muy probablemente un leve sesgo negativo, en especial de cara al anuncio de política monetaria de la Reserva Federal programado para el 19 de diciembre. En esta reunión, de acuerdo con las expectativas del mercado, la institución aumentaría su tasa de referencia en 25 puntos base a un rango de entre 2.25% a 2.50%. Este incremento representaría el cuarto del año y el noveno desde que el FOMC inició su ciclo de normalización en el 2015.

La probabilidad de tipos más altos continuaría impulsando los rendimientos de la deuda pública norteamericana y, a su paso, al dólar estadounidense. Esta coyuntura limitaría el atractivo del oro como activo financiero en la recta final del año.

Sin embargo, el panorama del metal amarillo se tornaría más constructivo en el 2019 por dos razones fundamentales.

La política monetaria menos agresiva de la Fed. En el 2018, los cuatro ajustes de la Fed (el cuarto estaría por venir) provocaron un fuerte retroceso en la cotización del lingote, que a principios de año había alcanzado un máximo de 1365$. Para el 2019, solo se anticipan 2 alzas adicionales en el costo de crédito, las cuales podríanno materializarse si la economía sigue perdiendo impulso y desacelerándose. Recientemente, numerosos miembros del banco central han manifestado su preocupación respecto al ciclo de normalización, indicando que una política monetaria muy agresiva podría desencadenar una recesión. Estas observaciones sugieren que la institución adoptaría una postura monetaria más suave en el 2019.
La corrección en la bolsa de valores. Si el mercado accionario estadounidense continúa perdiendo terreno, como muchos expertos los pronostican ante una menor expansión de las utilidades de las empresas, la aversión a los instrumentos de riesgo empezaría a aumentar dramáticamente. Esto representaría un catalizador positivo para el oro debido a su naturaleza de activo de refugio.

Por estos factores, existe una alta probabilidad de que el precio del oro retome el rumbo alcista en los próximos meses y registre un mejor desempeño que lo observado a lo largo del 2018. Desde el punto de vista técnico, es importante monitorear de cerca la resistencia en la zona de los 1239$/1244$, ya que su vulneración sería una señal temprana de que la tendencia bajista de largo plazo estaría llegado a su fin.

Una ruptura de este techo, pondría en juego los 1250$ y, en extensión, la media móvil de 200 periodos en torno a los 1255$.

A la baja, las caídas estarían limitadas por el soporte en las inmediaciones de los 1200$, el cual corresponde al retroceso de Fibonacci de 50% del movimiento ascendente de agosto a octubre y que también coincide con la directriz inferior de un canal alcista de corto plazo.

Volver arriba

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar